Sorting by

×

Después de que la semana anterior se conociera que el gobierno del presidente Daniel Ortega otorgó la nacionalidad nicaragüense al expresidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, quien es señalado por supuestos delitos de corrupción en El Salvador, las relaciones entre ambos países se han tornado tensas.

Un intercambio de correspondencia, la cual fue mencionada a inicios de esta semana por el ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua. Denis Moncada, habría ocasionado que este último acusara a su contraparte salvadoreña, Alexandra Hill Tinoco, de “inmiscuirse en asuntos internos” de Nicaragua.

Moncada además calificó “de inaceptable” un documento enviado por la canciller salvadoreña, en el que, según él. Se refiere en “en términos ofensivos e insultantes a ciudadanos nicaragüenses por nacionalización, derecho que tienen todos los Estados”.

El funcionario nicaragüense agregó que las presiones recibidas por parte de Hill se han extendido al Sistema de Integración Centroamericano (SICA). Pidiendo el consenso reglamentario, lo que, según él, es “en flagrante violación del Tratado de Tegucigalpa”.

Recuerde leer: ¿Qué significa la sanción de la UE a líder de Corte Suprema de Nicaragua?

El SICA, aún no ha tomado una decisión sobre quién será su próximo secretario general, ya que los países miembro no han aceptado la terna propuesta por Nicaragua, país al que le corresponde asumir el liderazgo para el período 2021-2025.

Otra denuncia por parte de Moncada es la acción de Hill de “amenaza” con involucrar a los Estados Unidos en “asuntos que son de soberanía nacional de Nicaragua”.

La carta publicada por el Canal 8, medio oficial del Gobierno, también menciona que la administración del presidente Nayib Bukele deberá investigar a Tinoco por las violaciones de “abuso de poder, amenazas, intimidaciones, chantajes y extralimitaciones, incluyendo la jactanciosa referencia a sus propios (de Usted) vínculos con gobiernos extra-regionales”.

“>

Ortega amenaza a la Iglesia Católica en Nicaragua

Hasta el momento, no ha habido una respuesta por parte de la canciller salvadoreña a las declaraciones de Moncada. Sin embargo, el presidente Bukele, criticó en su página de Facebook la defensa por parte de Nicaragua al expresidente Sánchez Cerén escribiendo que “Ortega le concede nacionalidad a Sánchez Cerén y lo protege de la extradición a El Salvador”.

De acuerdo con autoridades salvadoreñas la nacionalización nicaragüense del expresidente Sánchez Cerén impide que éste pueda ser extraditado a El Salvador. Para enfrentar la justicia por el caso que se le sigue.

El político de izquierda, que dirigió el país de 2014 a 2019. Ha sido acusado de malversación de fondos estatales durante los cinco años anteriores, cuando era vicepresidente.

La esposa de Sánchez Cerén, Rosa Margarita Villalta, y su hija Claudia Lissete Sánchez Villalta también obtuvieron la nacionalidad nicaragüense.

En 2019, Nicaragua ya entregó la nacionalidad a otro expresidente de izquierda de El Salvador, Mauricio Funes. Quien también está acusado de corrupción y fue presidente durante el período de la presunta malversación de Sánchez Cerén.

Recuperado de Voz De América. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: