Sorting by

×

Esta es la realidad que vive Nicaragua, un ‘País Fachada’, sometido a un gobierno que llegó prometiendo libertad y a cuatro décadas de esa promesa se ha convertido en un régimen señalado por todo tipo de violaciones a los derechos humanos.

 

Daniel Ortega es la muestra de un adicto al poder. Pasó de ser “ladrón de banco”, al hombre que se ha adueñado de un país.

 

Daniel Ortega es el eterno líder, no hay más; y si le contradices, o te vas a la cárcel o te vas al exilio. ¿Cómo puede un hombre tener el control absoluto de un país? La represión en Nicaragua empieza en las calles, pasa por delitos fabricados, y se consuma en prisión.

Radio Republica internacional

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: