Sorting by

×

Voces del Sur realizó el Foro “Protestas en Ecuador: periodistas en medio de una encrucijada”. El objetivo de la charla, era reflexionar sobre las agresiones a la prensa que se evidenciaron durante las movilizaciones convocadas por la Conaie. Dagmar Thiel, directora de Fundamedios Estados Unidos moderó la conversación a la que asistieron: Carlos Sacoto, periodista de Teleamazonas; César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios; Adriana Bermeo, periodista de Universidad Católica; Arahí Vega, periodista La Hora; Diego Escobar, de El Yukazo.

Este último inició el diálogo señalando que hay retos por superar y falta cicatrizar heridas. Por su parte, César Ricaurte dijo que no se pueden repetir las agresiones. Fundamedios reportó 182 agresiones a los periodistas en los 18 días de movilizaciones.

Adriana Bermeo explicó que durante las movilizaciones los periodistas se convirtieron en el «blanco de agresiones», desde el primer día. Ella narra cómo fue violentada verbalmente por los protestantes. «Nos arrojaron cosas y empujaron a mi productor», dijo. En el video que se observó en el Foro, los manifestantes les gritaban violentamente; “prensa corrupta”, “son mentirosos”, decían. Dijo que sufrieron minutos de terror, ya que, no había visto ese nivel de violencia antes. «Jamás me imaginé que sentiría tanto miedo al salir a las calles», señaló la periodista Bermeo.

Leer: El telescopio James Webb ofrece la imagen más profunda del universo conocida hasta ahora

Arahí Vega indicó que existe una escalada de violencia, tras la impunidad que existe cuando se agrede a un periodista. Ella sufrió amenazas amenazas por parte de los manifestantes, incluso sufrió violencia de género y acoso sexual en medio de la cobertura. Vega denunció que policías y militares escucharon cómo los manifestantes agredían verbalmente a los periodistas. Pero, «nadie hizo nada».»Como mujeres estamos doblemente expuestas», indicó la periodista de Diario la Hora. Ella señala que del 2019 a 2022 ha incrementado la violencia en el marco del paro nacional.

Diego Escobar, periodista de El Yukazo, escribe sobre los derechos del pueblo indígena, pero también ha sufrido agresiones en estas últimas manifestaciones. Él dijo que en Puyo habían personas que no eran de la ciudad y estaban armados. Comentó que en la provincia mientras se intentaba filmar el momento en el que los manifestantes saquearon el Banco de Guayaquil. Sin embargo, varios de ellos agredieron a los periodistas. Incluso cortaron la mano a una comunicadora. Escobar fue testigo de una agresión con una bomba lacrimógena a un periodista que quedó inconsciente. «Hasta hoy, el colega no puede recuperarse. No puede hablar, ni escribir», comentó.

Por otra parte, Carlos Sacoto, periodista de Teleamazonas, comentó que hay un discurso de odio que ha ido recrudeciendo. «No se trata de una línea editorial, se trata de un odio a cualquier cosa que se llame prensa», comentó. Él cuenta una de sus experiencias en Quito cubriendo las manifestaciones. Es así que un grupo de protestantes lo acorralaron junto a su camarógrafo.  Sacoto indicó que desde que empezó la cobertura, por ser del medio de Teleamazonas, tienen un punto menos. «Fuimos con la premisa que si nos preguntaban de qué medio somos, diríamos que somos prensa internacional», señaló. Sacoto explicó que al menos 50 personas los rodearon y golpearon al camarógrafo, “sino fuera por la cruz roja hubiera sido peor”. El periodista Sacoto señaló que mientras más se normalizan las agresiones a la prensa, ya no habrán periodistas violentados, sino asesinados.

En Otras Noticias: Informe denuncia que en Nicaragua, la censura del gobierno sandinista ha llegado hasta impedir las coberturas de accidentes de tránsito

El director ejecutivo de Fundamedios, César Ricaurte, indica que hay ataques sistemáticos que tienen un mismo patrón. «Lo primero es el discurso estigmatizante, en la presentación de la prensa como enemiga». Ricaurte dijo que son inaceptables las justificaciones de las agresiones contra la prensa. «Es claro que falla la protección del Estado. En 2019 ya reportamos 189 agresiones», comentó. Señaló que es evidente que fallan los protocolos de protección desde los medios de comunicación. «No hay una reflexión a profundidad de los riesgos que existen», comenta. Señala que más allá de las protestas hay un clima hostil para el periodismo. Según Ricaurte, no hay víctimas letales de la prensa en el paro, porque los periodistas se «autoprotegieron». Además, resalta que agredir a los periodistas no es una forma de reclamar o de criticar una línea editorial.  Informó que se han registrado 130 casos de agresiones de periodistas por manifestantes, 30 por fuerza pública, 20 por desconocidos, 6 por funcionarios públicos, 6 agresiones no estatales y 4 por políticos.

Concluyen a los periodistas en la necesidad de reflexionar sobre esos discursos de odio hacia la prensa. Por ejemplo, Diego Escobar, de El Yukazo, comentó que se necesitan garantías de que la prensa haga su trabajo. Indica que hace falta que los grandes medios puedan acercarse a otras realidades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: