Sorting by

×

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, instó este domingo 22 de enero a defender “la libertad y la dignidad” del ser humano y a luchar “contra todo lo que lo oprime y humilla”, tal como sucede actualmente en Nicaragua donde se ha establecido “un estado de terror permanente”, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Durante la misa oficiada desde la iglesia Santa Agatha, en Miami, Florida, un punto de encuentro de la comunidad de nicaragüenses en Estados Unidos, Báez reflexionó sobre la frase de Jesús: “Haré de ustedes pescadores de hombres”, sobre la cual dijo que es una invitación a sacar a los hombres del “inmenso mar de la deshumanización y del mal”.

“Para los israelitas el mar con su oleaje tempestuoso era símbolo de las fuerzas del mal. Las aguas profundas eran consideradas como la sede de todo lo que era hostil a Dios y destructor del ser humano. Ser ‘pescadores de hombres’ es sumergirse en el torbellino de las aguas de la historia y colaborar a que los demás tengan vida y libertad”, explicó el obispo en su homilía.

El religioso carmelita —que se encuentra en el exilio desde 2019 debido a una solicitud del papa Francisco tras amenazas de fanáticos sandinistas— instó a ser “constructores de hombres”, es decir, “personas que se acerquen a los demás buscando su bien, sirviéndoles y ayudándoles a salir adelante”.

El mensaje de Báez llega cuando en Nicaragua se registran más de 235 preso políticos del régimen y la Iglesia católica se encuentra bajo persecución con una decena de sacerdotes encarcelados, entre ellos el obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, bajo prisión domiciliar. El régimen lo acusa de “conspiración para cometer menoscabo contra la integridad nacional” y de “propagación de noticias falsas”.

Monseñor Báez, al igual que Álvarez, se han destacado por su labor pastoral, su defensa de los derechos humanos y la demanda a los poderosos de que respeten la dignidad humana. En distintos momentos han alzado su voz por las injusticias, denunciando la brutal represión del Estado de Nicaragua contra manifestantes pacíficos en 2018.

El régimen acusó, a partir de entonces, en un discurso de odio de “golpistas” a los sacerdotes. Ortega ha calificado como una “dictadura perfecta” a la Iglesia católica y el 29 de septiembre de 2022 acusó a los sacerdotes, sin mencionar sus nombres, de haber realizado un llamado a un derramamiento de sangre durante la crisis, mientras elogiaba a la cúpula represiva de la Policía. No mostró ninguna evidencia en sus señalamientos como ha ocurrido en otras ocasiones.

“Ser ‘pescadores de hombres’ es ser educadores de hombres, es decir, personas que se dediquen a educar integralmente a las nuevas generaciones en los grandes valores humanos de la justicia y la verdad para construir una nueva cultura fundada en el diálogo, el respeto y la tolerancia”, apuntó el obispo en su sermón dominical.

(Confidencial/Noticias)

Deja un comentario

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
A %d blogueros les gusta esto: