Sorting by

×

Por David Hutzler (dpa) La empresa matriz de la cadena alemana de supermercados Lidl, el grupo Schwarz, está siguiendo los pasos del gigante del comercio online Amazon en el sector de los servicios en la nube y ya figura entre los mayores prestadores de Alemania.

Pero para alcanzar a los tres pesos pesados a nivel mundial, entre los que aparte de Amazon se encuentran Google y Microsoft, el imperio del fundador Dieter Schwarz aún debe recorrer un largo camino.

Con el apoyo de la Fundación Schwarz, en la ciudad de Heilbronn, al norte de Stuttgart, aparecen cada vez más centros de formación y educación: un campus de formación, una escuela de programadores, numerosos institutos y pronto también un gran parque de investigación de inteligencia artificial (IA).

“Aquí queremos crear un ecosistema y traer los mejores cerebros del ámbito informático a Heilbronn”, dice Rolf Schumann, jefe digital del grupo Schwarz, quien informó que unas 7.000 personas ya trabajan en Schwarz IT y Schwarz Digital.

Cuando Schumann descubre parte del interior de las instalaciones, el panorama recuerda al de una película de ciencia ficción. Espacios que parecen esterilizados, acceso solo por un escáner que registra el dibujo de las venas de la mano y, de repente, detrás de un crital que antes se vía opaco, aparece una pantalla gigante repleta de cifras y gráficos.

Delante de ella, hay varias personas sentadas con sus computadoras trabajando en los puntos débiles que los piratas informáticos pueden utilizar como posible entrada a los sistemas del grupo Schwarz.

“Los sistemas se volvieron tan complejos que ya no se pueden controlar”, cuenta Schumann. “La única posibilidad está en simular el sistema propio en tiempo real y priorizar fuertemente los puntos débiles”, añade.

Para ello se utiliza un software del especialista israelí en seguridad XM Cyber, que Schwarz compró a fines de 2021. Uno de los fundadores, según la web de la compañía, es el exjefe del servicio secreto israelí Mossad Tamir Pardo.

Con esta tecnología, Schumann pretendía sobre todo proteger a su empresa de los ataques. Pero en tiempos en los cuales numerosas empresas pequeñas y medianas son víctimas de ciberdelincuentes, que encriptan datos y reclaman un rescate, el exejecutivo del gigante del software SAP, vio una oportunidad de negocio.

Esa es la razón por la cual, desde mediados de 2022, Schwarz ofrece los servicios de XM Cyber también a otras empresas. “Todo el tiempo recibimos nuevas solicitudes”, explica.

Y eso que este tema es solo uno de los nuevos pilares sobre los que está construyendo el grupo Schwarz. Porque también se está dando a conocer en Alemania como prestador de servicios en nube con sus propios centros de datos.

Stackit es el nombre de la plataforma en nube que la empresa creó originalmente para sí misma. Los sistemas online de Lidl y Kaufland, por ejemplo, funcionaban a través de ella. Desde hace un año, estos espacios de almacenamiento también están abiertos a otras empresas o administraciones.

El experto en tecnología Lukas Klingholz, de la asociación industrial digital Bitkom, señala que el proceder recuerda un poco a Amazon, que primero buscaba una solución para sí misma y cuyo servicio de almacenamiento en nube AWS ahora es uno de los más utilizados en el mundo. Un sistema que en principio es desarrollado para uno luego es ofrecido hacia afuera.

“El almacenamiento en nube no solo es un mercado relevante con un amplio margen, sino un mercado que en principio requiere de elevadas inversiones. Ahí no se puede ingresar con una ‘start-up’ con tres personas. Los costos para ingresar al mercado son altos”, explica.

Junto a prestadores como Deutschen Telekom y Ionos, Stackit ya forma parte de las mayores empresas alemanas del sector. Más allá de eso, hay numerosos prestadores más pequeños. Se estima que hay mucho potencial, sobre todo para administraciones e industrias reguladas, pero también para pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, el concepto se topa con sus límites cuando se trata de que los datos estén disponibles también en el exterior. Ahí tienen ventaja los gigantes del negocio por la disponibilidad global de sus centros de datos.

El jefe de Schwarz IT, Christian Müller, aún se muestra reservado en ese sentido: “Nuestra meta no es ser el nuevo Amazon o el nuevo Google. Si pasa, pasa. Pero no es a lo que aspiramos”.

Deja un comentario

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
A %d blogueros les gusta esto: